Afrutado: Sabor que recuerda a la uva; cualidad de uno joven.

Agresivo: Desagradable por ácido, tánico o demasiado alcohol.

Agrio: Defecto referente a un exceso de ácido acético (con olor a vinagre).

Aguja (de): Con ligero desprendimiento gaseoso; chispeante.

Aireado: Que ha perdido aromas por una exposición al aire demasiado intensa (oxidado).

 

Alegre: Con acidez fresca y aroma limpio; vino espumoso cuyas burbujas son adecuadas.    

Alterado: Reducido.

Amable: Que se bebe con facilidad.

Ambarino: Vino blanco viejo de color dorado como el ámbar (defecto de uno joven).

Animal: Con aroma a piel o lana.

Apagado: Sin carácter.

Apetitoso: Fresco y ligero, que se bebe fácilmente.

Armonioso: Exento de características dispares.

Aroma: Olor procedente de la uva (más evidente en los vinos jóvenes).

Áspero: Textura sin fineza.

Astringente: Sensación de sequedad debida a los taninos.

Ataque: Impresión sensorial inicial al paladar.

Aterciopelado: Textura muy suave y agradable.

Austero: Duro, con taninos y ácidos (necesita envejecer).

Azufrado: Defecto referente a una sensación picante, de sequedad.

Pedido Mayoristas

  • PEDIDO MÍNIMO 6 BOTELLAS (de cualquier etiqueta no necesita ser el mismo vino)
  • PEDIDOS MÚLTIPLES DE 6 BOTELLAS (EX. 12 -18- 24 ETC.)
  • PAGO SOLO POR TRANSFERENCIA, DEPOSITO O EFECTIVO
  • NO INCLUYE GASTOS DE ENVIO
  • ENVIO Y ENTREGA SEGÚN CALENDARIO PRECIOS
  • CON IMPUESTOS INCLUIDOS ( IEPS Y IVA )

Registro mayoristas